24.7.13

Rodilleras para pequeños gateadores

Un flash para dejaros un producto que me parece una grandísima idea:


Son rodilleras para los bebés que empiezan a gatear, para evitar que se hieran las piernecitas. Las he encontrado en Bellatunno.com y veo que hay de varios coloritos. Yo ya he encargado las mías!




Besos.com!

21.7.13

Baberos para mamá

Hoy inauguro las publicaciones desde el móvil. Y lo hago porque me acabo de topar con uno de los baberos que más me ha gustado... El que nos tapa a nosotras! Al final es relativamente fácil relimpiar sus cuerpecilllos las veces que haga falta, pero nosotras no lo tenemos tan fácil!


18.7.13

¿Por qué llora mi bebé??? Tu iPhone sale al rescate

Una duda suele atormentar a los padres primerizos: ¿por qué llora mi hijo?

Para responder a la pregunta en el caso de recién nacidos, el consejo del pediatra es que hagas el chequeo completo:

  1. Comprobar el pañal
  2. Mirar si tiene hambre
  3. Si tiene frío o calor
  4. Si tiene sueño
  5. Si algo le molesta (para bebés de semanitas no suelen ser los dientes)
  6. Si no es nada de eso, y excluyendo también el aburrimiento, llegan los problemas de estómago, más difíciles de comprobar: puede tener cólicos, gases, necesita eructar..

Así, en frío, puede parecer fácil. Pero cuando tienes al enano llorando desconsoladamente y aún no estás acostumbrado a sus llantos y no has aprendido a comprenderlos, no sabes qué hacer.

Aquí es donde la tecnología acaba de entrar pisando fuerte. Os presento a Cry Translator, una aplicación de móvil que por 4,49 euros promete traducir el lenguaje de tu bebé en sólo diez segundos. Es el resultado de diez años de investigación, en los que se ha certificado una fiabilidad del 90%.






















Un dato más: es producto nacional. Detrás hay un economista español llamado Luis Meca y su empresa Biloop. La única pega que podemos ponerle es que, de momento, sólo el iPhone y el iPad son capaces de entenderse con tu bebé.

¿Te atreves a hacer la prueba?

Besos.com

16.7.13

Pañales inteligentes para bebés

Importante incorporación a la sección de noticias frescas: una empresa norteamericana, Pixie Scientific, ha lanzado los "pañales inteligentes", que permiten detectar desde una deshidratación hasta posibles infecciones urinarias en los bebés o disfunciones renales. La noticia no acaba ahí, pues el invento en cuestión incluye también una aplicación en el móvil con la que enviar toda la información al médico de inmediato.

Personalmente, me parece una gran idea. Además, su funcionamiento es muy sencillo. Es similar a los tests de orina que te hacen durante el embarazo: la parte delantera del pañal tiene un parche con varios cuadrados de colores, que representan interacciones con diferentes proteínas, agua o bacterias. De esta forma, cambia uno u otro colorín si hay algo fuera de lo normal. Para dejarte tranquila y evitar que te vuelvas loca mirando ojiplática si ha habido o no algún cambio, un cuadrado blanco neutro permite comprobar fácilmente las transformaciones.

Llegados a este punto, la aplicación del teléfono escanea el parche y lee los datos químicos basados en los colores. Así, al terminar de cambiar al bebé, ya tienes los resultados.


Esos datos viajan a una base central, donde un médico puede acceder a la información para decidir si se trata de algo normal o si hace falta realizar más pruebas. Son pañales, por tanto, completamente personalizados.

Por ahora, el invento no está al alcance del común de los mortales. Será probado a partir de septiembre en el Hospital de Niños Benioff de la Universidad de California, en San Francisco. Al tiempo, el Hospital Infantil de la Universidad de Columbia, en Nueva York, se está planteando hacer une estudio similar. Si todo va bien, los pañales podrían recibir las autorizaciones correspondientes para salir a la venta en el segundo semestre de este año.

Entonces, se estima que su precio sea un 30% superior al de uno convencional. Más caro, sí, pero también puede ahorrar alguna que otra visita al pediatra. En ciudades como Nueva York, donde un simple chequeo del bebé supera los 200 dólares, puede ser una gran ayuda.

¿Buscando nombre? ¿Qué tal Quentin, Thor... o Spartacus?

Hay cosas en la maternidad que no cuestan dinero. Pero sí mucho tiempo. Es lo que pasa a menudo a la hora de decidir el nombre del nuevo miembro de la familia (salvo para aquellos padres suertudos que sabían desde el instituto cómo llamarían a sus hijos).

Para esto creó Dios las listas y los excels de los nombres más comunes. O, al menos, de las decenas de nombres que más o menos gustan a la mayoría. En España los recopila el INE, situando Daniel, Hugo y Alejandro como los top three en niños, y Lucía, María y Paula, en niñas. En EEUU, ganan Jacob, Mason y Ethan para ellos; y Sophia, Emma e Isabella para ellas.

Hasta aquí parece todo correcto. Pero este breve post de hoy era para dejaros una lista que me costó mucho encontrar cuando tuve a mi enana. La lista que como ser desvirtualizado y en tres dimensiones más me sorprendió: la de los trending names en Estados Unidos, recogidos por namebaerry, una popular web dedicada a estos asuntos de la que hay réplica en España.

Os dejo la versión actualizada. Unos me encantan. Otros... pues sin más. Y alguno, en mi opinión, es para echarse a correr. Juzguen ustedes mismos.
  • Eyre
  • Maro
  • Eos
  • Spartacus
  • Hallam
  • Zibby
  • Whimsy 
  • Mazarine 
  • Jade
  • Astrid
  • Peggy
  • Dulce
  • Quentin
  • Finn
  • Dex
  • Silver
  • India
  • Leon
  • Lavinia
  • Cyrus
  • Montana
  • Sandy
  • Amya
  • Gage
  • Thor
Besos.com

¿El mejor carrito de paseo? Para mí, Bugaboo Bee y City Mini

¿Cuál es la mejor silla de paseo? Es una de esas preguntas del millón cuando uno va a tener un hijo. Si no eres padre ni te planteas serlo, te parecerá una cuestión estúpida. Pero te aseguro que cuando te pones manos a la obra, pareces necesitar un máster. Porque no hay ninguna respuesta concreta. Por no haber, ¡¡¡no hay ni consenso sobre cómo llamarlo!! Para unos es el cochecito, para otros el carrito, para otros la sillita... y para otros todo eso pero quitando los -ita e -ito, diminutivo con el que acompañamos cada trasto del bebé. Es para volverse loco.

Vamos a empezar por definir los términos, que es fácil liarse si uno no está puesto en el tema.
Ésta que veis arriba es la típica silla de toda la vida. El capazo (para otros cuco) es el lugar donde metemos al bebé. Ese capazo/cuco se quita cuando el niño cumple los 3-6 meses (según circunstancias) y la silla se sigue usando normalmente.

Éste es el grupo cero (Maxicosi para muchos). Está diseñado para viajar con el bebé en el coche/automóvil. Se puede acoplar a la silla de paseo que hemos puesto arriba, en el lugar del capazo. Pero no es un sustituto: si lo usas en el carrito de paseo, los expertos advierten de que es sólo para distancias cortas, pues no es bueno para la espaldita del recién nacido.

Y ésta es la llamada silla de segunda edad: el término se refiere al carro que todo hijo de vecino acaba comprando a partir de los 9-12 meses porque, harto del peso de la silla normal, busca algo más ligero, más cómodo y de más fácil plegado. Es la típica McLaren.
Partamos de una máxima: si todos fuéramos ricos y viviéramos en mansiones de infinitas habitaciones este post no existiría y nos compraríamos todo. Tendríamos un buen carro con su capazo para el recién nacido y un grupo cero para el coche. Después, según fuera creciendo el niño, iríamos guardando trastos en amplios armarios y compraríamos sillas de segunda edad. Pero como ésa no suele ser la realidad del común de los mortales, tenemos que ir haciendo ecuaciones: pensar en cómo ahorrar dinero y espacio.

¿Cómo dar con la silla perfecta? Siento comunicar que no existe. A todas les acabas encontrando pegas. Pero sí se puede buscar la más idónea, que depende de tus circunstancias. Es como con los ordenadores: según tus necesidades, puede irte mejor una u otra. No es lo mismo un portátil para escribir documentos de Word que otro para descargar pelis como un descosido. Del mismo modo, no usarán el mismo carro quienes viven en el campo que quienes lo hacen en la ciudad. Es distinto si en tu casa tienes ascensor o escaleras; si tienes maletero grande o pequeño; si te pasas el día fuera de casa o si sólo das paseitos; y podríamos seguir así eternamente.

Por eso, el carro perfecto para una madre puede ser el peor para otra en unas circunstancias distintas. Así que hay que valorar qué necesitas. Y no olvidar siempre un mantra: lo que es cómodo para el bebé puede no serlo para la madre y viceversa. Del mismo modo, lo que a ti te resulta práctico, puede no ser bueno para el niño. Los expertos, por ejemplo, no recomiendan usar el grupo cero como silla de paseo, como indicaba arriba. Pero por cuestiones de espacio y dinero, es muy común hacerlo.

Cuando tengas claras tus circunstancias, podrás empezar a mirar modelos. En mi caso, por ejemplo, vivimos en una ciudad con muchísimos baches, con temperaturas extremas, donde apenas se usa el coche particular porque la gente se traslada en metro. Y los apartamentos son más bien pequeños.

Así que teníamos que buscar una silla con buena amortiguación, muy transpirable, que pesara poco, fácilmente plegable y que no nos exigiera tener que comprar luego un carro de segunda edad. Nuestras opciones se limitaban a dos: la City Mini de Baby Jooger y la Bugaboo Bee. Son los carros que más conozco y que no dudo en recomendaros.

La City Mini es una plaga en una ciudad como Nueva York. Pesa unos 7,5 kilos y se pliega en dos
Citi Mini, foto
de liabilu.com
segundos tirando de un asa (puedes sujetar mientras al bebé con la otra mano). Los precios en EEUU
rondan los 250 dólares, así que es muy asequible.

Su desventaja es que es, por mucho que digan, no se puede usar con bebés pequeños. No van seguros. En estos casos puedes acoplar el capazo de la misma marca, aunque cuesta lo mismo que la silla (otros 250 dólares). Eso sí, es ideal a partir de los 6-9 meses, siempre y cuando no pienses en ampliar la familia: entonces en las propias tiendas te avisan de que tendrás que cambiar las ruedas, lo que al final equivale a comprar silla nueva.

La Bugaboo Bee, en mi opinión, suple esas desventajas: parece más duradera y, además, con el saco de recién nacido te sirve para los primeros meses, pues hace las veces de capazo y el bebé lleva la espalda horizontal. A ver, no es la solución ideal, pues soy de las que piensa que donde esté un buen capazo armado que se quite todo lo demás. Pero si hay poco espacio en casa, la Bee es una buen opción y mi heredera ha ido cómoda desde la primera semana.


Nos gustaron sobre todo sus ruedas, con buenos amortiguadores que creemos que hacen la plácida vida de bebé aún más confortable. En cuanto a sus características, pesa 8,5 kilos y, aunque no se pliega tan fácil como la City Mini, sí lo hace en una sola pieza, a diferencia de gran parte de sillas del mercado.Un detalle más: si estás pensando en comprarla y has leído por ahí temas sobre fallos de las ruedas, tranquila. Han solucionado esta cuestión.

Dicho esto, la Bee tiene también otra gran desventaja: su precio, pues sube de los 600 euros. Yo al final he optado por verlo como una inversión de la que, por ahora, no me arrepiento, pues creo que nos ahorrará comprar después una McLaren.

Os aconsejo un gran foro para ampliar información sobre qué carrito puede ser el mejor para vuestras circunstancias. Es eterno, porque tiene un montón de páginas (casi 6.500 post), pero a completito no le gana nadie.http://foros.telva.com/embarazo/2915-mejor-cochecito-bebe.html


Besos.com

7 motivos para adorar el móvil de cuna de Tiny Love

No me canso de repetir que en la maternidad hay decisiones que pueden parecer fáciles. Pero no lo son en absoluto. Pasaba, por ejemplo, con los sonajeros. Y eso sucede también con el móvil de la cuna.

Sin lugar a dudas, os recomiendo éste de Tiny Love.






Y lo hago por 7  motivos:
  1. Por su aspecto y colores.
  2. Por su música variada.
  3. Fácil de montar (trae un extensor para cunitas complicadas).
  4. Por la duración de la música: son unos 20 minutos y os prometo que un bebé de 3 meses aguanta mirando a los muñequitos sin rechistar. Para un recién nacido, eso es mucho tiempo…
  5. Por la duración de las baterías.
  6. Por su durabilidad en general: una vez que le quitas los muñequitos, te queda una caja de música estupenda
  7. Por la empresa. Tiene un servicio al cliente excelente, lo que hoy en día no es fácil de encontrar. Os cuento mi experiencia: nosotros no tuvimos que comprarlo porque nos dejaron uno. Lástima que no funcionaba bien el mecanismo de giro y hacía un ruido que era un verdadero incordio. Por probar, nos pusimos en contacto con Tiny Love. Pese a que no teníamos ticket y pese a que el juguetillo no estaba precisamente nuevo, nos repusieron la pieza sin ningún coste y sin preguntas. Una maravilla, de verdad. 
Y aunque aún no lo he probado, veo en la web de Tiny Love que acaban de sacar este nuevo móvil, que "crece con el bebé". Realmente, estos chicos piensan. 



Besos.com

P.D. Ésta es la web, por si queréis echar un vistazo:  http://www.tinylove.com/Baby_Mobiles_And_Soothers.html
P.D.2. Por cierto, nadie me paga por esto ;-). Sabéis que no doy una precisamente una matrícula de honor a la hamaca cuco 3 en 1 de Tiny Love.


11.7.13

¿Sirve el saco de la Bugaboo Bee para recién nacidos?

Vamos a dar una tercera vuelta al tema de los carritos del bebé. Me llegan consultas sobre si el saco de la Bugaboo Bee es válido para el recién nacido. Como son varias, os contesto por aquí. Hablamos de este artículo, que se pone sobre la silla:



Mi opinión es que sirve para el bebé pequeñito. Primero, porque la Bee se tumba y el enano queda en posición casi horizontal. Segundo, porque va recogidito. Y, tercero, porque si eres de las mamis que opta por el grupo 0 o maxicosi para ahorrar espacios, ésta siempre será una mejor opción, pues ocupa muy poco guardado e, insisto, el bebé va tumbado.

Dicho esto, debo decir que no es la solución ideal. Como ya he comentado en otras ocasiones, donde esté un capazo grande, que se quite lo demás. Al igual que sucede con el grupo 0, este saco tiene arneses, con lo que la comodidad no es plena para el bebé, aunque para ti sea ideal.

Hay que tener otra cosa en cuenta: si tu bebé nace en verano, mi consejo es que no te compres esta silla (al menos para los primeros meses). El saco está bien cuando hace frío y el bebé tiene que ir tapadito. Pero en verano se puede morir de calor.

Besos.com

10.7.13

¿Cómo elegir el cochecito del bebé? Todas las claves

Veo que interesa el tema del carrito de paseo. Así que he rescatado del foro que os comentaba en el post anterior este documento que os puede ayudar mucho a la hora de decidir. A mí me sirvió, pues te hace las preguntas clave para ver en qué tienes que fijarte. Lo mejor es imprimirlo y leerlo cuando tengáis tiempo, pues es bastante completito.

1. PREGUNTAS QUE DEBEMOS HACERNOS Y RESPONDERNOS ANTES DE COMPRAR EL CARRITO DE BEBÉS:

Con respecto a ti, como mamá, las preguntas son:
  • ¿Vivo en ciudad o en campo?...¿Quizá cerca de la playa? (es importante por las ruedas)
  • ¿El maletero de mi coche es grande o pequeño? 
  • ¿Tengo que subir escaleras?
  • ¿Tengo que utilizar ascensor? ¿Es grande o pequeño?
  • ¿Quién más utilizará el carrito? ¿Acaso la abuela que tras mi incorporación al trabajo sea quien realmente se haga mas cargo de mi bebé? (importante para el peso del carro, piensa también en la regulación de la altura del manillar)
  • ¿Tengo problemas de espalda?
  • ¿Cuál es el clima de la ciudad en la que vivo? ¿Es demasiado frío? (procura buscar tejidos transpirables)
  • ¿Quizá demasiado cálido?
  • ¿Soy consciente del número de horas que pasaré empujando ese carrito? 
  • ¿Soy consciente del número de obstáculos (geográficos o arquitectónicos) que me encontraré a lo largo de mi paseo con ese carrito? (ojo con los amortiguadores)

Con respecto al bebé:
  • ¿Soy consciente de la importancia que tiene rodear al bebé de materiales y tejidos naturales y transpirables? (si hace mucho calor, determinados tejidos evitarán una sudada de espanto)
  • ¿Soy consciente de la importancia que tiene preservar la buena posición de cuello y espalda de mi bebé?
  • ¿Soy consciente de que la hora del paseo es junto con la del baño el momento más relajante para mi bebé?
  • ¿Soy consciente del número de horas que mi bebé va a pasar tumbado o sentado en ese carrito?
  • ¿Soy consciente de que durante aproximadamente un año entero, el carrito será el único medio para transportar a mi bebé de un sitio a otro?

2. PARTES DEL CARRITO

2.1. EL CAPAZO
Es el 'habitáculo' en el que llevaremos a nuestro bebé durante el paseo y a lo largo de los primeros meses de vida. Su uso es por tanto muy limitado, queda normalmente reducido a 3 o 4 meses de utilización. Que no se use durante un largo período de tiempo, no implica que le restemos atención a esta pieza, puesto que en ella va a ir un recién nacido que además es nuestro hijo.

Recordad siempre que un recién nacido debe ir y permanecer estirado. Es falso que tenga que ir en posición fetal como en el vientre materno. Al revés: durante los dos primeros años de vida, la estructura ósea y muscular del cuello y la espalda se está formando, así que hay que asentar bien los cimientos.

Dicho esto, también hay que intentar que el bebé aguante el mayor tiempo posible en el capazo

A tener en cuenta:
  • Desde el punto de vista de un bebé: La composición idónea de un capazo desde el punto de vista del bebé es muy sencilla: debe estar hecho de materiales y tejidos naturales y transpirables.
  • Desde el punto de vista de una mamá: Será fundamental para una mamá que el capazo sea ligero.
Tipos
  • Capazos homologados para el vehículo: Están sometidos a las homologaciones necesarias para superar una prueba de impacto en un vehículo, de manera que dentro de éste actúan como elemento de retención en caso de impacto.
  • Capazos No homologados para el vehículo: aquellos que no están pensados ni fabricados para transportar a un bebé dentro en su interior, y dentro de un vehículo. Debes hacerte las mismas preguntas que hemos planteado arriba.

2.2. LA SILLA DE PASEO
Debes hacerte las mismas preguntas que hemos planteado arriba.

¿En qué tenéis por tanto que fijaros cuando os pongáis delante de un carrito?

  • Ruedas
  • Robustez
  • Plegado
  • Peso
  • Tejidos
  • Estructura
  • Facilidad de manejo
  • Tamaño en el maletero y si cabe por la puerta de casa
  • Precio
  • Estética
Invertir ese orden o fijarse sólo en las dos últimas, te llevará fijo a una decepción. Con dos consecuencias:

  • El agotamiento vuestro por manejar durante tantas horas y a lo largo de tanto tiempo un elemento que os resulta incómodo influirá directamente en vuestro estado de ánimo y vuestro humor. Muy posiblemente no disfrutéis de vuestro bebé todo lo que, tanto él como vosotros, os merecéis.
  • Lo que en un principio resultó una pequeña y rentable inversión os saldrá cara, no solo por que posiblemente acabéis comprando otro artículo y gastándoos de nuevo más dinero, sino por que el primer carrito no os ha servido para nada y, por tanto, es dinero tirado a la basura.
Y hasta aquí puedo leer. Espero que os haya servido de algo. El texto íntegro es de Kriscross (www.todomamis.com) y está editado en el súper foro que os cuento por @boom (bueno, y ahora por mí). Os aconsejo que la busquéis en el foro si tenéis alguna duda con un carro concreto, es una crack.


Besos.com

9.7.13

Nuevo test pre-embarazo para detectar enfermedades genéticas

Voy a inaugurar una sección nueva con noticias sobre madres e hijos que pueden interesaros. Lo hago con este invento que publica Europa Press y que creo que puede ser muy beneficioso. Se trata de un test pre embarazo que puede detectar hasta 72 enfermedades genéticas llamado Duonatal.

Según el laboratorio de análisis clínicos Geniality, permite a una persona o pareja conocer su status de portadora de hasta 735 mutaciones genéticas que se heredan de forma silenciosa y se pueden transmitir a sus hijos. Se trata de un test de cribado que detecta cientos de mutaciones que ocasionan 72 enfermedades genéticas recesivas, como la fibrosis quística, incluyendo varias pruebas recomendadas por el American College of Medical Genetics y por el American College of Obstetrics and Gynecology en Estados Unidos.


Para realizar este test se precisa únicamente una pequeña muestra de saliva que se recoge en un kit previamente facilitado por el laboratorio y que es analizada en San Diego (USA) por el laboratorio Pathway Genomics. Los resultados finales se obtienen en un mes.


El laboratorio explica que los  avances en las tecnologías de análisis del genoma humano permiten a los futuros padres prevenir la transmisión de enfermedades a sus hijos. Aunque el historial familiar puede ser un indicador importante, no puede por sí mismo confirmar si existe una enfermedad recesiva en una persona o en su familia.  


"Estas enfermedades recesivas no suelen ir acompañadas de ninguna sintomatología o clínica cuando una persona es portadora de una mutación, pero si se hereda de ambos padres porque los dos son portadores asintomáticos, entonces suelen presentar síntomas y una clínica grave", ha explicado la doctora Esther Fernández.


¿Alguna la ha probado?